Tropicales y azules

Jardín Botánico de Basilea. Diciembre.

Irena puella y Vanda caerulea

Una opulenta orquídea azul pastel (Vanda caerulea o alguno de sus híbridos) y un pájaro casi turquesa (Irena puella), pendenciero y seguro de sí mismo, que nos recordó mucho a nuestros rabilargos. Antes era difícil encontrar Vandas en las tiendas de jardinería. En el viejo manual de orquídeas que tengo encima de la mesa (“Superbes orchidées”, ed.Chanticleer) ni siquiera las incluyen. Pero recientemente las he visto en un gran centro de venta para mayoristas, en Madrid. Lo que significa que han dejado de ser una rareza cara. Las venden con las raíces prácticamente al aire, apenas protegidas con un poco de musgo, y enganchadas a un minúsculo cesto de madera que cuelga del techo con un hilo de nylon. ¡Nada que ver con las acomodaticias Phalaenopsis!. Las Vandas, aquí, sólo podrían cultivarse en una galería muy iluminada (pero con posibilidad de atenuar la luz en verano), y con un humidificador encendido casi permanentemente. O bien en el baño, si uno tiene la suerte de tenerlo orientado al sur. Complicado. Complicadísimo, en realidad, a menos que se puedan reproducir las condiciones de luz, calor y humedad de – pongamos-  las selvas de Mindanao. (Luz intensa de mañana, lluvia fina a mediodía, bruma y nubes al atardecer, humedad constante del océano y de la propia selva, bombeando y transpirando sin descanso, todos los días del año, todas las horas del día….)

Alternativa: renunciar; disfrutar de las Vandas en las fotografías de los libros y en los invernaderos de los jardines botánicos; mirar ahora mismo por la ventana y agradecer la silenciosa floración del durillo, tan  consoladora en pleno invierno.

Anuncios

3 pensamientos en “Tropicales y azules

  1. De repente ha habido en los últimos años un boom tan grande por las orquideas, las venden solitarias en cajitas de plástico, o individuales con un frasquito mínimo con agua, o en composiciones la mar de cursis, con musgo, cuerdecitas y nylon, que me han empachado.

    Supongo que habrá también una pronta saturación y en unos años volveremos a amar las orquídeas en jardines botánicos en en la Naturaleza – donde quiera que sea.

    • Sobre todo las Phalaenopsis blancas. Pasa con ellas como con los jardines japoneses. En un momento dado se identificaron con el colmo de la elegancia y la sofisticación. Tuve hace no mucho una clienta de mucha, mucha pasta, que me convirtió de la noche a la mañana en su proveedora de orquídeas blancas. Le gustaban los arreglos gigantes (de hasta ocho varas floridas por maceta), en cubos de cristal transparente…Creo que los usaba para decorar los consejos de administración de su empresa. Pero fíjate: esta mujer gastaba no menos de 2000 euros al mes ¡sólo en orquídeas blancas!. Dejé el business porque a punto estuve de volverme loca (rica, pero loca; recibía sms incluso a medianoche). Supongo que veía las orquídeas como plantas “de ocasión”. Bueno, no lo supongo, lo sé. Como no las cuidaban NADA, en cuanto empezaban a decaer…ciao!. Y a comprar otras nuevas. Aquello me pareció el ejemplo más claro de lo que dices, las modas sin ton ni son.
      Ahora los holandeses hacen orquídeas como churros. Se encuentran a buen precio hasta en el súper. Lo que no significa que se las valore más: muy al contrario. Pero pienso que hay que sobreponerse a toda esta paparruchada, y seguir valorándolas por lo que son, unas flores preciosas que te hacen soñar con los Trópicos, y muy duraderas si se las quiere y se las cuida, estén o no de moda.

      • …Parece que las Vandas, o las más raras (pero que ya se ven también con frecuencia) Paphiopedilum, están destinadas a tomar el relevo de las Phalaenopsis, que se empiezan a considerar “banales”. Como las orquídeas se hibridan tanto y tan bien, no hay cuidado: el mercado siempre podrá ofrecer novedades, para saciar a gente como aquella clienta. ¡Lleva más de cien años ofreciéndolas!. A principios del XX ¿no eran las de Swann?, las Catleyas…Después fueron los Cymbidium…después…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s