Violetas y pensamientos

Ya se ven en flor por algunos rincones, pero este año todavía es un poco pronto, en Madrid, para que lleguen a formar alfombras. Hablo de las violetas silvestres, de colores suaves,  que pueden crecer incluso en el reborde un poco levantado de un adoquín. La flor es bastante efímera; en el centro de la meseta la primavera pasa volando, en un abrir y cerrar de ojos, y la flor de la violeta no soporta la calorina. La flor, que no que la planta, pues la violeta es una vivaz poderosa; siempre que puedan instalarse en rincones algo sombríos, sus raíces aguantarán carros y carretas, sobreviviendo sin problemas al verano y al invierno. Pero hay muchas variedades de violeta. Junto a las diminutas Viola cornuta, hirta, riviniana, etc,  hay violetas  algo más orgullosas (hasta donde pueda llegar a serlo una violeta, claro), de colores más intensos, incluso amarillas, y de olor dulcísimo (V.odorata). Las que se vendían en ramitos por la calle, imagino, al comenzar el mes de abril.  Todas ellas terminaron asilvestradas por los jardines y las cunetas, lejos de sus lugares de origen (melojares, robledales…donde florecían un nanosegundo antes de que empezara la brotación, aprovechando la luz, todavía soportable, que se filtraba en el bosque). Se hibridaron entre sí, se soltaron la melena, echaron a correr… Ahora hay clientes que me piden que las arranque, como si fueran malas hierbas, para que no acaben invadiendo sus macizos de anodinos y deprimidos rosales.
???????????????????????????????En una semana -o quizá ya, ahora mismo- el Ayuntamiento mandará sus cuadrillas de jardineros a tapizar alguno de los taludes de la M30 con “pensamientos” bicolores. Los pensamientos, Viola x wittrockiana,  son hermanos mellizos de las violetas.  Y sus híbridos (en general), mucho más grandes, como inflados por una mala digestión, sin aroma.  La foto de este escudo de Madrid es de hace dos años. Una docena de jardineros, más los vehículos, más una o dos toneladas de sustrato, más los palés con los cientos de macetitas de plástico, más los aspersores de riego. Teóricamente los pensamientos son vivaces, pero no, de eso nada. Pasado el primer año, la flor degenera. Hay que levantarlo todo y volver a empezar. Imagino que antes de la plantación habrán pulverizado herbicida, para que esos tristes pensamientos  no tengan que vérselas con las flores de verdad. Como las violetas minúsculas y risueñas, sin ir más lejos, que seguro, seguro, si se abriera la veda, empezarían a asomar por las zonas más sombrías del escudo, entre las orejas del oso, entre las raíces del madroño…

NOTAS
Viola odorata es lo que, en “La Violetera”,  Sarita le arroja en la cara, con toda la razón, a su ricacho y desconsiderado pretendiente (*la escena se ve en el vídeo de youtube original, pero he tenido que cambiarlo por este otro, tan soso, por no sé qué historia del copyright).

En el índice de Los Bosques Ibéricos (ed.Planeta, 2005) encuentro citadas hasta trece variedades autóctonas de Viola.

Anuncios

17 pensamientos en “Violetas y pensamientos

  1. ¿Sí?. Aquí en el pueblo todavía está empezando. Ayer estuve arrancándolas, con dolor de corazón, en un jardín de Soto del Real, donde todavía no habían empezado a florecer (una o dos…). Pero en la ciudad hace menos frío, es verdad.

  2. Yo las tenía en los parterres de la casa de Málaga, en lugar húmedo y umbrío con un poco de sol por las mañanas. Crecían divinamente. Alguna vez vi una pequeña víbora por allí agazapada… Daba un poco de canguelo rebuscarlas.
    No obstante, a cada invitada le ponía en su mesilla de noche un ramito cuidadosamente presentado entre sus hojas más tiernas y bien atado con un hilo azul. Alucinaban.

    Mi señora madre era tan amante de las violetas que llegaba incluso a comérselas previo caramelizarlas. No sé si las compraba en La Pajarita de la calle Villanueva.

    • Sí, nos lo contaste no sé cuando/no sé dónde, y se me quedó grabada la escena, con tus invitadas arreboladas, y tú todo caballeresco…Voy a ver si encuentro aquel comentario tuyo y copio el link aquí. Recuerdo que nos contaste que, ya vendida la casa, todavía te dejabas caer de vez en cuando a recoger un ramito..
      La verdad es que el post estaba preparado, listo para ser publicado en algún momento de abril. La muerte de Sarita Montiel me animó a hacerlo. Me caía bien esa señora, ahí con su purazo, sin cortarse, y la canción es muy bonita, me la sé entera. Bss

  3. Lo que cuentas me hace recordar las alfombras florales de Ponteareas, que tuve ocasión de ver hace años, aunque supongo que no llevarán violetas porque las hacen más tarde, hacia el verano. (“La maravilla floral”, las llamaba, ya de madrugada, uno del pueblo que estaba bastante mamado, vacilando a las turistas que contemplaban las alfombras con admiración.)

    • Oye, tú para vivir allende los Pirineos ¡cómo te has pateado y qué bien conoces nuestra terriña!. Pero de festividades religiosas andas flojo -se ve que no profesas…-: lo de Ponteareas es la fiesta del Corpus Christi, osea, 60 días después del domingo de resurrección, osea, a principios de junio. Para entonces las violetas ¡”van na veiga”!.
      Al que sí hay que asociar a las violetas (de hecho, antes de morirse la Montiel, dudaba si empezar con él el post, confieso), es a Napoleón, que soltó aquello de “volveré con las violetas” cuando lo llevaron a la isla de Elba…y, en efecto, lo cumplió ( volvió a desembarcar en Francia la siguiente primavera -corro a google a comprobarlo; lástima no tener por aquí ahora al bicho raro ése que se le coló ayer a Lanski, el de la wikipedia)

  4. Ay, chica, chica… Te prometo que aunque nunca he sido un memorión sí he recordado las cosas importantes, he sido bastante organizado en mis trabajos, y bien en general, aunque nunca me ha parecido necesario acumular fechas en la cabezota. De hecho solo sé la fecha de mi nacimiento y la de mi hijo; para nada lo de esos que saben qué año hiciero la mili, se casaron o se divorciaron o perdieron a sus seres más próximos…

    Esto de repetirse con la milonga de las violetas y no recordar cosas recientes es un estropicio reciente, llega con la edad. Qué mal rollo. La culpa es mía, por no haber entrenado. Tanto que avanza la ciencia y aún no hay modo de reponerse neuronas o encontrar un donante de sesos, (cosa que también creo haber dicho en otro post de modo tangencial.)

    Tienes razón, Antonio Castro está muy puesto en todo lo que se da por aquí y por Galicia a pesar de llevar tanto tiempo fuera. Qué tío, está al loro de todo. Y escribe fetén.

    Tenía pensado largaros un post sobre Sara Montiel, pero aunque su fallecimiento es reciente ya no tiene ese puntazo de la inmediatez, porque lo escribí a toda mecha la misma noche que murió. Todo ha quedado en tres o cuatro emails que os he mandado a varios contando lo de Foster,s Hollywood.

    • Pero qué dices, si no te has repetido en absoluto. Participas en varios blogs, desde hace años, y son los temas lo que se repiten.Es normal. Yo me acordaba de tus violetas, iba a recordar “las violetas de un jovencito amigo malagueño, allá por los años cincuenta…”, pero me dió pudor y pensé: a ver si con un poco de suerte Grillo se anima y lo vuelve a contar aquí. Así que te agradezco mucho que lo hayas hecho. Es de los recuerdos que bajo ningún concepto hay que olvidar.
      Pienso que puedes subir el post de la Montiel. Hablas de ella con educación, con calidez. Después de la tanda de paparruchas que estarán soltando sobre ella en la tele (digo “estarán” porque sigo con el mando estropeado), un poco de verdad, que es lo más sencillo y lo más difícil, vendría bien. A muchos les encantaría leérlo.

      • Sí (sobre Sara Montiel), nadie parece querer recordar que aunque la tocó ser imagen externa de un país bajo una dictadura, y auqnue interpretara folcoradas infumables a veces (fumando espero) siempre reivindico sus orígenes humildes, su libertad personal y su afiliación a la izquierda.

  5. La mujer le echó un par. Veréis ahora la cola que va a traer lo de su testamento y sus dos hijos; porque si bien es cierto que al final vivía como una descuidadísima Diógenes, yo creo – o estoy casi seguro – que tenía un patrimonio bastante largo aunque revuelto y muy descuidado. Insisto en que cuando la traté me dio la impresión de que si bien no eram muy culta, no tenía un pelo de tonta y vivió como le salió del bolo. Creo que únicamente lamentaba no haber tenido hijos biológicos después de 10 o más abortos.

    • Creerás que no las he visto…Pero hoy a mediodía bajo Madrid, a “quitarme el pelo de la dehesa”. Pasaré por la FNAC, a ver si pillo algo. (Te diré, Antonio, que llevo meses buscando El último tren a Gun Hill, que recomendaste en otro post; todavía no he dado con ella)

  6. En una entrevista que escuché, reproducida, en la radio, la mujer decía que se sentía muy querida por todos…”y por mi perro, decía, que duerme a mis pies”. ¿Quién se va a ocupar de él ahora?, ¿alguno de sus hijos?, ¿a qué se dedican esos dos?.

  7. Dos pelis bastante buenas, por cierto, esas que menciona Antonio.

    Siempre me pareción un apuro o una ridiculez la preguntita de ‘qué libro te llevarías a una isla desierta’… ¡ Qué bobada’. Pero quizás no sea tan tonto saber los 6, 12, o 15 títulos de películas que nos han parecido inolvidablemente buenas.
    Haré un repaso y os diré las mías, aquí oen cualquier otro blog donde vuelva a mencionarse el cine. La selección es difícil… pero tengo curiosidad – incluso por cuáles serán las mías y seguro que se me quedarán fuera muchas. Ahora mismo, mientras tecleo estoy pensando en ‘Los puentes de Madison’, ‘El paciente inglés’, ‘Memorias de África’…

    En términos generales se piensa en ‘Casablanca’, Ciudadano Caine’ y por ahí; listas académicas o de grandes ventas. No hablo de ‘clasicos’, sino de filmes que te llegaron, que te impresionaron.

    • ¡Ahí tienes un post buenísimo!. Serás literalmente bombardeado por los comentaristas, un poco como le ha pasado a Vanbrugh con sus “manías léxicas” (…¿de verdad apuntarías El paciente inglés…?. Escribe el post, ya verás lo que tardamos en saltarte al cuello…)

      • No es que me volviera loco pero sí me gustó ‘El paciente inglés’, y así parece que le ocurrió a muchísimos viendo los premios de ganó en el mundo entero. Creo que fue de las pelis más románticas del cine moderno.

        Dificilmente podrá mejorarse el reparto. La producción era excelente y muy cuidada, y tocaba una parte de temas políticos muy delicados sin grandes concesiones a la galería, sin apartarse de una mirada objetiva de la realidad.

        Por otra parte no me importaría ser ‘exagerado’ porque me declaro fan total de K. Scott Thomas, de R. Fiennes, de la Binoche, Dafoe, Colin Firth, etc.
        La Scott Thomas es de lo menos DIVA que se despacha. Vive en Paris, casada con un dentista, es discreta , cuidadosa madre, detesta los aspavientos y nunca frecuenta círculos de presunció ni boato. Si acepta un guión cobra bien, se mete en su caravana a leer y sólo sale de su cubículo para actuar y regresa al silencio, etc. Y se dice que no por eso es borde ni antipática: coopera y es simplemente amable en su vida profesional y privada.
        No sé si habrá cambiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s