Ballena varada en el parque

           otoñoinviernoprimavera……….Un haya caída. El leñador ha ido girando amorosamente cada troza, y el resultado es esa especie de columna vertebral. Alguien en el servicio de “espacios verdes” del ayuntamiento de Ginebra decidió dejar ese mamotreto en su sitio.  Como una ballena varada. Las hojas de las restantes hayas lo cubren en otoño-quizá clones suyos, pues el tocón retoña a placer-, la lluvia y la nieve lo empapan después, los excrementos de los pájaros lo pintarrajean de blanco en abril; los yesqueros, duros como piedras, se van formando en cada corte.  Y cuando alguien encuentra por el paseo la correa perdida de un perro, o un zapato de niño, o un llavero  o un teléfono móvil…lo recoge y lo deposita sobre el haya, por si el dueño, al darse cuenta, volviera al parque a buscarlo .

Anuncios

5 pensamientos en “Ballena varada en el parque

  1. Da la impresión de que si te acercas demasiado, el tronco pueda levantarse y soltar un bufido cual dragón durmiente: en la primera foto por el tono otoñal como de cuento de los hermanos Grimm, en la segunda por el aire de misterio que la nieve le da siempre a un paisaje, y en la tercera porque el tronco/dragón parece surgir de las sombras del bosquecillo.

    • Un dragón durmiente…estaría bien!. O una serpiente como las de juguete, de segmentos articulados unidos por una cuerda. Pero no, Antonio, sólo es un haya caída, que alguien ha tenido el acierto de dejar como “mobiliario urbano” (bastante mejor, por cierto, que tantos bancos y artilugios de diseño que se ven por ahí). Es impecable tal como está, con toda su belleza de cosa muerta dejándose atravesar por el frío y la lluvia, y aceptando (¡sin bufidos!) que la gente se le acerque, la roce, se siente sobre ella… Bs.

  2. Dejarla ahí responde a una gran sensibilidad en la gestión del parque que por estos lares está ausente. También responde a una gran sensibilidad tu texto. Lo llamas mamotreto, que es un objeto difícil de manejar, pero también, en otra acepción, un libro muy gordo y extenso, justo lo que es ese haya. las tres fotos son muy meritorias porque están hechas justo desde el mismo punto (de vista) ¿son tuyas?

    • Sí, Lans, y gracias.
      Es curioso cómo ciertos árboles conservan su majestad intacta incluso a ras de suelo ¿verdad?. El sabio jardinero que la dejó quedar fue colocando las trozas/vértebras de modo que dibujaran (muy suavemente) la curva del camino.
      Dicen muchas cosas, estoy de acuerdo: de las que no es necesario verbalizar (y bueno, de las otras también: toda su estructura anillada, los musgos y líquenes, los pasadizos que van abriendo los barrenillos, etc).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s