Nin meiga nin meigallo

xestas Porto do Son maioHai moitos anos, cando eu vivía en Vilariño (Cambados), cada primeiro de maio a señora Luisa, miña veciña, colocabame unha ponla de xesta no parabrisas do coche e outra no buzón da casa. Antes poñíamolas no carro e na frente das vacas, agora ímolas metendo polos parabrisas… dicía ela. A xesta, unha das moitas variedades de Cytusus ou Genista ( a “genista” da canción de Serrat) que empezan a florecer en canto asenta un pouco o tempo,  ten as floriñas amarelas, dun tono subido, rabioso, como as do seu  curmán o toxo (alecrín, alecrín dourado/ que naceu no monte/ sen ser semeado…). Os montes semellan fornos, as cunetas ferven… O motivo da xesta no coche , ou donde fose, seica era este: protexer as cousas moi valiosas
“antes do primeiro de maio
para botar fora as meigas
e os meigallos”

Anuncios

22 pensamientos en “Nin meiga nin meigallo

  1. Me gustan mucho estas historias, patrimonio inmaterial de tu tierra. Yo quisiera a veces conectar con ese espíritu salvaje. Me gustaría tener valor para hacerlo. Pero la razón, la ciudad, lo que sea, no hacen más que incitarme a ignorar mis instintos.
    De niña, sin embargo, creía fervientemente en los amuletos.

    • ¿…Y no sigues creyendo en ellos?. No creer de verdad, a pies juntillas, vale, pero “creer” como un juego, porque es bonito y porque, como diría mi abuela, a quén fas mal?. Mira, yo ayer perdí unas gafas de sol graduadas por un monte de Miraflores. Me había estado tirando por el suelo a hacer fotos a unas orquídeas, a unos jacintos, lo de siempre. Y en una de esas se me cayeron las gafas del escote. Bueno, pues la amiga que me acompañaba (íbamos a ver a una yegua que ella cuida, y que vive en una manada de caballos en libertad: te encantaría), esta amiga me acaba de enviar por mail el Responso de San Antonio, para que lo rece tres veces antes de volver a por las gafas.. Eficacia garantizada, por lo visto… “si uno pone de su parte”. Es un responso curiosísimo, que vale incluso para amainar tormentas. Pues oye, lo pienso recitar a grito pelado antes de echarme otra vez al monte. Porque digo yo, ¿a quén fago mal?.
      (P.D. Como lea esto Lansky nos pone verdes)

      • Ya, ya lo sé.
        En realidad creo más de lo que quiero reconocer. Pero para mí creer no puede ser una cosa a medias, ¿entiendes? Yo tengo que creer como cuando creía de niña que si hacía esto, decía aquello o comía lo otro las cosas sucederían como yo lo deseaba. Ahora ya no creo así, entonces no puedo creer a medias. Pero recuperar esa fe! Ah, daría lo que fuera.
        (Lansky nos echaría mal de ojo, por paganas)

  2. Cuando era pequeño y perdía algo por el monte o por los caminos, mi abuelo le rezaba el responso a San Antonio, luego rehacíamos el camino andado y siempre lo encontrábamos, ya estuviera en el lugar más recóndito del bosque. Debe de ser una de las pocas creencias en las que tuve fe alguna vez, aunque no sé si en estos tiempos descreídos el responso seguíría funcionando.

    • Debe de ser el mismo responso, o alguna variante. Yo estoy convencida de que las gafas aparecen, ya os diré. Creo que mientras tú y tu abuelo rehacíais el camino,venga para arriba, venga para abajo, venga para arriba… el responso conseguía que el tiempo pasara más rápido y os mantenía bien concentrados.
      De amuletos: me encantaba ir por ahí con la ramita de retama/xesta en el parabrisas. Y cuando encuentro una pluma de arrendajo me la guardo en la cartera, y pienso que me va a dar buena suerte…

      • Eso de las plumas lo hacían los indios norteamericanos! Leí una vez que los amuletos te buscan, te salen al paso, tú sólo tienes que reconocerlos y guardarlos en el bolsito de piel que te cuelga del cuello ( si eres mujer india recolectora)

  3. Qué lindo leer gallego. Y más aún, escucharlo.

    Yo tenía una amiga (madrileñna), tan naturalista y ‘conservaturista’ que cuando me veía el parabrisas del coche lleno de mosquitos despanzurrados me preguntaba por qué no los iba evitando…
    En serio: era muy mirada de esas cosas y muy bromista también…
    😉

    Ya estamos todos haciendo votos para que aparezcan tus gafas. Ténnos al corriente.

    Bss

  4. “(P.D. Como lea esto Lansky nos pone verdes)”

    ¿Por qué? ¿Parezco un fanático del racionalismo? (yo, que adoro la emcánica cuántica y Alicia en el país de las maravillas), ¿Un intransigente?

  5. “(Lansky nos echaría mal de ojo, por paganas)”.

    Esta de Emma, me va gustando más, por contradictoria

    Pero no, mal de ojo jamás, y menos por paganas…’benditas’ sean…

  6. Pero claro que soy una mujer-india-recolectora. A ver. Tengo sangre chippewan por parte de madre (cuando mi perra se mete en el mar, en Riazor, y echa a nadar sin mirar hacia atrás, siempre le grito lo mismo “¡vuelve, Xela, mira que lo siguiente en línea recta ya es Boston!”; por esa línea recta debieron de llegar mis ancestros…)
    Emma: no. Leo tu último relato, por ejemplo (http://emmaskarada.blogspot.com.es/) y todo él es una sucesión de señales inexplicables, que van acompañando los pasos de la protagonista…Crees más de lo que dices -dices- Y yo también lo creo. Pero no sé, no sé qué os pasa a los castellanos (digo a los que os habéis criado por aquí, que en condicionantes biológicos o chocholadas similares jamás he creído; sí en las reacciones, ejemplos, etc, que los niños van asimilando desde pequeños): ¿por qué hay que creer hasta la médula o no creer en absoluto?. Al pan, pan; al vino, vino, decís. Cuando llegué a Madrid la gente era tan seria, tan categórica (tan Sí o NO) que pensaba que estaban enfadados conmigo todo el tiempo, quizá por algún pecado cometido en alguna vida anterior…Ahora ya sé que no. Tópicos aparte, los que venimos de vivir en la BRUMA, tenemos cierta flexibilidad con esto de las meigas y meigallos. Vivimos en un “a lo mejor” permanente; eso a veces es bueno y a veces es malo, me doy cuenta.

    • Tienes razón Barbie. A los niños castellanos nos criaron en lo categórico. Nos aplastaron los barruntos. No teníamos por aquí más que tormentas eléctricas, categóricas las frases de las madres, los siseos de los maestros. “Es así y punto” la frase más oída en casa y en el cole ( de otra manera pero igual)
      Yo quería creer como Scully en expediente X pero todos los adultos estaban en contra. La bruma, ¿qué es eso de la bruma? No, el secano donde se crían los melones de Villaconejos. En los melonares no hay meiga que resista. Las arañas son tarántulas y se esconden en agujeros en la tierra seca, nada de esas maravillosas telas perladas de gotitas de rocío donde se cuelgan las lánguidas arañas gallegas.
      Sí, de hecho pienso que mis historias es la única forma de venganza que tengo sobre esa educación tan alejada de la tierra. Todavía estoy perfeccionándola y es que pensé que tendría tiempo. Espero que florezca algo pronto.

      Por eso, en realidad, desprecio a los científicos. Lo suyo es demasiado fácil.

      Pero Lansky me gusta porque no me atrevo a calificarle.

      • Es muy bonito lo que has escrito, Emma, y sobre todo, cómo lo has escrito. “Nos aplastaron los barruntos”. Tu comentario es un post condensado, lleno de cosas importantes, de las que estaría bien hablar más por extenso. Esperaremos a que encuentres el tiempo.
        Sólo se me ocurre una cosa que añadir: que el “posibilismo”, o como se le quiera llamar a nuestros a lo mejor, depende, ya vamos viendo….gallegos, no es incompatible para nada con el autoritarismo en la educación. La gente de nuestra generación todavía se crió en el “porque lo digo yo”, aquí, en Vigo, y en Algeciras….pero bueno, aparte de eso, algo hay en ese solazo de Castilla. Es verdad. La luz está en todas partes, intensísima, y ves tan claro tan claro, que no me extraña nada que tiréis al racionalismo, al realismo, a esa actitud que consiste en “llamar a las cosas por su nombre”. Incluso a una cierta misantropía, ¿no?. E insisto: lo de moverse en la niebla sólo a veces es bueno (en muchas ocasiones -la mayoría,estarás de acuerdo- es mil veces más valiosa la claridad castellana)

  7. Lansky, ¡a mí también me encanta Alicia!. Pero lo que hay detrás son matemáticas, o paradojas matemáticas, dicen… que no meigallos. Me alegra saber que no te chirría esto de guardar plumas de arrendajo en la cartera. Sé que en Gerona has visto uno, quizá has recogido alguna pluma; si no es así, la siguiente que pille te la regalo.
    Grillo, depende de quien lo hable. Cuando escucho a alguno de nuestros próceres autonómicos en la tele-gaita, ganas me dan de pasarme al finlandés. Pero seamos justos: lo mismo me pasa cuando escucho a alguno de nuestros próceres “estatales” hablando en español (“al final la gente perderá el oído, y entonces se acabará el teatro en verso…”, decía un amigo, actor aficionado, sobre la oratoria infumable de nuestros políticos). bss

  8. No sé si es el de la xesta, pero hay un amarillo encendido que florece por abril en la mediana de la N V y que durante años acompañó mis viajes primaverales entre Madrid y Talavera de la Reina y me alegró profundamente el corazón.

    Mi madre rezaba un responso a San Antonio que nunca le falló para encontrar cosas perdidas. Empezaba diciendo “Si buscas milagros, mira…” y ya no recuerdo más, solo frases sueltas.(Imagino que si meto ese comienzo en Google saldrá la oración entera, pero no me apetece nada recuperarla así, prefiero los pedazos sueltos en mi cabeza).

    • ¡Sí, sí son retamas/xestas!. Creo que en español coloquial no se usa mucho la palabra “ginesta”, la del “le daré verde a los pinos, y amarillo a la ginesta…” de la canción “Mediterráneo” (el “genêt” francés, y algo no muy diferente en catalán, seguro). Lo que me vale para apuntar lo cerquísima que están, a pesar de las diferencias, nuestro mar y nuestro océano. De los dos paisajes se enseñorea el amarillo al llegar la primavera.
      Si quieres te paso el link del responso, tal como me ha llegado a mí. (Es curioso. Apareces tú por aquí y rápidamente me doy cuenta de que no debe de ser el “responso de” S.Antonio, sino el “responso a-“…) Bss

      • Para remachar mi maldición ortográfica, esa que te hace reconsiderar tus escritos no bien aparezco: yo diría que en castellano es genista, no ginesta. Hasta en la letra de Serrat, si no no rimaría: “En la ladera de un monte, más alto que el horizonte, quiero tener buena vista. Mi cuerpo será camino, le dará verde a los pinos y amarillo a la genista…”

        Pues la retama, o genista, me ha alegrado la vida, anunciándome la primavera y ensanchándome el alma, durante más de diez años en que semanalmente me hice ese camino. Decir que me gusta es poco, la reacción que me produce solo verla es más profunda, es como felicidad visual en estado puro.

      • “Responso de San Antonio” no está mal dicho, creo. Como nominativo, o sea, como nombre de la oración, es perfectamente correcto. Lo que pasa es que mi frase decía que mi madre le rezaba un responso a San Antonio. La preposición a enlazaba al santo con el verbo rezar (se le reza a alguien), no con el sustantivo responso.

      • Gracias Vanbrugh, de repente me había sonado raro. Soy de las personasque agradecen de corazón las precisiones/correcciones lingüísticas, siempre y en todo lugar. De un tiempo a esta parte ya no leo como antes; además, a veces escribo tan, tan rápido, que después tengo que hacer veinte correcciones sobre la marcha.

  9. En castellano, Vanbrugh es de las dos formas, lo recoja o no el diccionario: Ginesta y genista y también hiniesta, nombre de un pueblo, además de adjetivo, que quizás explique etimologías, y escoba, escobón y retama, y cambrón y cambroño, también gayomba.Eeso es lo malo y lo bueno de los nombres no científicos que no son unívocos. Y tu retama de la medianera de la N-V de flor amarilla es la llamada ‘retama de olor’ por los jardineros: Spartium junceum.

    Barbie, la lógica de Alicia, por mucho que Carroll fuera matemático es justo lo opuesto al es así y punto, que comenta maravillosamente Emma, la lógica difusa, como se llama hoy en matemática computacional, los atractores, la teoría del caos, y las sincronicidades, nada que ver con esa mecánica newtoniana, geometría euclidiana y demás ‘rectitudes’, Ay si Emma supiera por dónde van los tiros de las fronteras científicas actuales se quedaría colgada de cualquier científico de los que ella cree despreciar…

    Las meigas existen, si haberlas haylas, y se sitúan en los bordes modales de las curvas estándar de población o de las curvas de Gauss; o sea, son estadística, significativa y etimológicamente ‘raras’

    • Me doy por enterado. No había oído nunca la versión ‘ginesta’, ni se me habría ocurrido relacionarla con ‘hiniesta’, que sí había oído y que, me imagino, se relacionará a su vez con ‘enhiesta’. Fascinante, la etimología botánica.

      • Pues es verdad: hice decir a Serrat ginesta en vez de genista (la pura forma latina), porque me engañó el oído (la oreja, más bien). Hiniesta, claro, pues así, enhiestas, se disparan al cielo las ramas hirsutas de todas las retamas (y demás parientes). Entonces, deduzco, Iniesta (osea “Iniesta-de-mi-vida”) debiera ser con hache. Y deduzco que por Extremadura abundan, hasta el punto de haberse convertido en apellido (y desde el Mundial, por lo que escucho por la calle, también en nombre de perro; hubo un tiempo -lejano- en que en La Coruña todos los canes eran Bebetos )

      • Inestrillas…que tambiéne s apellido.

        Sí, Vanbrugh las etimologías botánicas son fascinantes, y no es lo único fascinante de la botánica ¿Hay algo que no lo sea cuando empiezas a profundizar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s