¡Ponga un higo en su vida!

Segunda mitad del verano

Sueño que maduran los higos. Como cada año al doblarse el verano, cuando el sol empieza a bajar sobre el horizonte y la luz cae más oblícua, y las fotos salen con colores más intensos, y las noches se alargan de manera perceptible (ahora sí): como cada año hacia el veinte de agosto, al menos por aquí, empiezan a madurar las uvas y los higos. Hay quien anda vendimiando ya las uvas blancas, tempraneras, que siempre maduran rápido, tanto más rápido cuanto antes hayan sido podadas, por crecer en zonas soleadas y libres de helada, lo que no es el caso de LRO (mirando al norte, en terrazas de tierra arcillosa, se podan en marzo y todo va más lento). Los higos sí  están ya gordos y tentadores, aunque aún no rezuman ni se cuartean… Les queda una semana, quizá diez días.

Instrucciones para disfrutar de los higos sobre la marcha: se cogen dos buenos puñados (guardándolos en la camiseta, como en un refajo) y a la gruta a comerlos (hay una foto de esta gruta en la entrada “Aquí empieza todo”)

Todos vigilando a las cabras. La higuera a finales de agosto está a reventar de higos
( bajo las ramas, a la izquierda, la gruta donde nace el agua)

Receta sofisticada de “Higos con Baileys”, tal como la prepara mi madre: se parten los higos y se colocan en una fuente con la pulpa para arriba; se cubren de Baileys y se dejan a macerar unas horas en la nevera; se sacan, se les da la vuelta, y se cubren de nata (“Si es de Berna mejor”; Berna es una famosa pastelería de La Coruña); se espolvorea  todo de  fideos de chocolate y vuelta a la nevera. Sírvase bien frío, con una copichuela de …Baileys helado. Calorías: unos cinco millones (aproximadamente). Variaciones de mi hermana: quita la pulpa con una cuchara como si fueran kiwis; no los deja a macerar; en vez de fideos, galletas de chocolate (las Granola Digestive, por ejemplo) machacadas en la batidora pero que queden crujientes. Calorías: las mismas o más.

NOTA: .  Sobre el higo-fruta prohibida, véase entrada:https://laramadeoro.com/2012/01/10/el-taparrabos-de-adan/

Anuncios

7 pensamientos en “¡Ponga un higo en su vida!

    • A mí me encanta el árbol cuando aún es joven y le empiezan a salir las hojas: todas crecen en el mismo plano, mirando hacia arriba, como palmas abiertas, y la estructura del arbolito es preciosa. Después las ramas se arquean hasta tocar el suelo. En las ramas secundarias más caídas es donde crecen los mejores higos, los que andan barruntando los rabilargos desde que empiezan a cambiar de color…Que ésa es otra: si hay higos maduros, los pajarucos los prefieren a cualquier otra fruta.

  1. Deliciosos, sí señora.
    LLevo más de una semana comprándolos (Madrid) y comiéndolos bien fresquitos, casi sin pelar. Las calorías no nos importan a los flacos. Ya me gustaría ganar algunos kilos… pero se me llevaron por delante la mayor parte del estómago – la que produce los jugos gástricos precisamente – hace casi 30 años en una de aquellas cruentas operaciones antiguas (Bilroth) a lo bestia. Lo ierto es que si sales bien ya puedes comerte un ABC untado con grasa de caballo y te quedas tan pancho. Me vale también como excelente excusa para no comer lo que no me gusta, diciendo que mi estómago no puede.

    Entonces no existían las sondas gástricas ni láseres y los procedimientos eran totalmente invasivos. Me pareció una salvajada que muchos cirujanos, conscientes del riesgo, les practicaran Bilroths I o II a modelos y señoritas que querían mantener la línea esbelta.

    He dado con una frutería de barrio, sin cuento ni tradición ni precios gastronómicos, que los traen a diario de Valencia y están justo en el punto que dice Barbie: empezando a abrir…
    ¡ Qué ricos ! También los higos secos. Horrible y de submundo el pan de higo ¿Existe eso todavía?

    Bss.

    • No sabía que fueras un superviviente, Grillo (tampoco sabía qué cosa pudiera ser un “Bilroth”). Creo que el higo fresco no es particularmente calórico. Pero claro, si uno lo sumerge en nata (mejor si es de Berna), galletas trituradas, y licor de whisky,.. la cosa cambia. Y como el higo es tan fibrosito, pasa todo junto por la barriga que es una gloria. Haz la prueba, verás qué bien (verás qué moña y verás qué siesta). De acuerdo con el pan de higo, seco y duro como una piedra. Me recuerda el puding ése tan raro que hacen los ingleses por Navidades, con ciruelas y pasas, todo amasado en una bola. Bss.

  2. (Guasita tiene… lo de ‘ponga un higo en su vida’… Y dos, y tres, y los sucesivos que podamos condeguir, picarona.)
    Me relamo pensando en los higos con licor de whisky, pero el alcohol hace mucho tiempo que lo tengo terminantemente prohibido, presisamente por mi calidad de superviviente, de. ‘convaleciente incurable’, como dije anteriormente con cachondeo y sin la meor queja.

    Busca Bilroth en la Wiki si te sobra tiempo. Un lío. Luego los colegas cirujanos empezaron a quitarme más mondonguillos y hubo un momento en el que estuve por poner una casquería de mi mismo en un localito que tengo por Cuatro Caminos. A estas alturas ya echo mano de aquello de que ‘la belleza es interior’ y presumo de tener, por ejemplo, un riñón guapísimo y una vesícula diez.

    ‘No sweet, no pain’. Me gusta lo que hay y, de paso, espero la vuelta de nuestro biólgo de cabecera con su encantadora P. para planear otra kedada y conocert. Mientras tanto estoy yendo a un centro de belleza para aprender a maquillarme y causarte buena impresión. No te llevaría flores porque de eso veo que tienes en LRO, pero trataré de encontrar un azadón de Armani o un capacho de L. Vuiton.

    Bss.

    • Lo he buscado: ¡hay hasta vídeos en youtube, por si quieres auto-operarte en la cocina de casa!. No sé si existe el capacho Louis Vuiton, pero debería. En el escaparate de una sombrerería de la Plaza Mayor hay (o al menos había) un cartel colgado encima de tres o cuatro gorras, de esas de cuadraditos tan castizas: “Avance Próxima Temporada”, pone (o ponía). Gorras fashion, prácticas y cañís. Bss
      P.D: Grillo, gracias por los piropos, pero, como verás, he tenido que censurar un poco…¿Qué iban a pensar de mí los que SÍ me conocen bien, dentro y fuera del huerto?. No me habéis visto peleando por las lindes con el vecino de abajo, con los ojos inyectados en sangre, azadón en ristre…Se os pondrían los pelos de punta.

  3. Veo también esas acelgas tan frescas y de libro en tu foto y me relamo. Pienso en las muchas recetas que hay de pencas de acelgas rellenas, a cual más sabrosa (excepto las de C. Arguiñano al qe no soporto, y encima les mete salmón…)

    Atízale al vecino. Qué cucos los campeinos con las lindes en pequeñors predios… Suelen hincar en la linde pencas de chumberas o mojoncitos de piedras que mueven de noche o en tu ausencia para ir ganando centímetros poco a poco. ¿Se creerán que los de ciudad somos necesariamente pardillos?

    A esas gorras a cuadritos o rayas, tan madrileñas y castizas, creo que las llaman ‘palpusas’ – uno de los nombres menos finos que esxisten para prenda de vestir y en general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s