Hay enanos y enanos

Mayo 2012

Por lo general los enanos de jardín me dan bastante grima. Sobre todo cuando el propietario no se ha conformado con uno solo y ha ido colocando su pequeño batallón por los puntos más conspicuos del jardín. Enanos estándar: cucurucho rojo,  barba blanca, mofletes, naricilla chata, un farol o un cesto en la mano. He pensado muchas veces que entre el número de enanos y la calidad del jardín hay siempre una relación inversa. Esta regla no me ha fallado nunca. Y, es más, entiendo perfectamente a aquel grupo pseudo-terrorista francés que se dedicaba a “liberar enanos” de los jardines. Eso de la “liberación” era un eufemismo, estoy convencida. No tengo la menor idea de lo que hacían con aquella colección de horrores de escayola que salían a robar cada  noche. ¿Los tiraban al Canal de la Mancha?.

Dicho esto, he de confesar ahora que una vez me salió al encuentro un enano precioso. Narigudo, barbilampiño. Fue en Chaumont-sur-Loire, hace tres años. Él estaba escondido entre las flores (como suelen estarlo normalmente los enanos, supongo), muy concentrado sobre sí mismo y con un aire un poco melancólico, como a punto de soltar un verso. Le había caído del puño la flor que acaba de cortar. Allí mismo estaba, tirada a sus pies: una rudbeckia amarilla. Los tallos volubles de una ipomea le cubrían la espalda, y una mata espesa de monardas le tapaba las piernas. El buen enano quería pasar desapercibido (¡justo lo contrario que sus terroríficos primos hermanos!). Yo hice como que no le veía. Me aparté al camino y, usando el zoom de la cámara, le saqué esta foto.

NOTA

El Front de Libération des Nains de Jardin nació en 1996, en Alençon. Hay organizaciones similares en Alemania, Italia, España, EEUU y Canadá. Y encuentro en Wikipedia la referencia a la sección groenlandesa. Actúan siempre de noche. Roban enanos y los llevan al bosque. En los primeros tiempos del FLNJ los “activistas” dejaban una cartita en el buzón, para que el dueño del jardín supiera dónde podría recuperar a su enano. (¿Volvían a liberarlo después, una y otra vez, a ver quién se cansaba antes?). Con el tiempo algunos de sus miembros se han vuelto oscuros y mucho más reivindicativos.
Si usted quiere alistarse en su Frente de Liberación de enanos más próximo puede contactarlos vía Facebook.

Anuncios

7 pensamientos en “Hay enanos y enanos

  1. “Amelie” (2001) se dedicó a dejar boquiabierto a su padre secuestrándole a su gnomo de jardín al que “ubicaba” en diferentes partes del mundo desde donde mandaba puntualmente fotografías a su dueño.
    Bonita película…

  2. La señorita Brujilda, de Vinaroz, es una gran pitonisa, y ayuda como secretaria intima al celebre Prof. Von Ripoy, máxima autoridad mundial en el estudio de los Martinillos. Concretamente el informe de la ONU, sobre la aparición del Yeti en Formigal, el invierno pasado, la realizo, con gran brillantez, la mencionada Brujilda, también conocida como Maria Josefina Darzae.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s